Pactos de los Alcaldes para el Clima y la Energía

Fortalecer a las autoridades locales

Desde su fundación, la Alianza del Clima ha tomado un papel fundamental en la acción climática, generalmente ayudando a que se cumplan los objetivos climáticos nacionales e internacionales. El Pacto de los Alcaldes sirve para favorecer la implicación de la Comisión Europea en la protección del clima sobre los municipios y reconocer la importancia de los mismos en la lucha climática.

El Pacto de los Alcaldes

Desde su introducción en 2008, miles de municipios han firmado el Pacto de los Alcaldes para la Energía y el Clima, comprometiéndose de manera voluntaria a aplicar las medidas energéticas y de protección del clima de la UE. Además, los nuevos firmantes se comprometen  a reducir un mínimo del 40% sus emisiones de CO2 hasta el 2030 y adoptar un planteamiento para la mitigación y adaptación al cambio climático. Cada firmante debe elaborar un Plan de Acción Climática y Energía Sostenible (PACES), en el cual se establecen las medidas que se tomarán para cumplir o sobrepasar los objetivos propuestos por el Marco Europeo sobre el Clima y la Energía para 2030.

Asimismo, los firmantes del pacto comparten una misma visión para el 2050:

  • Acelerar la descarbonización de sus territorios.
  • Mejorar su adaptación frente a las inevitables consecuencias del medio ambiente.
  • Garantizar a sus ciudadanos una energía asequible, sostenible y segura.

                  Folletos   |   Firmantes   |  Unirse  |   pactodelosalcaldes.eu


El origen

La Comisión Europea inició el Pacto de los Alcaldes en 2008, el mismo año que se lanzó el Paquete de Medidas de la EU sobre Clima y Energía hasta 2020, para involucrar a los municipios europeos en los objetivos de reducción de CO2 de la UE. Cinco años más tarde, surge la iniciativa Alcaldes para la Adaptación (Mayor Adapt) buscando un compromiso político por parte de las ciudades para aplicar las medidas de adaptación necesarias frente al cambio climático.

La Alianza del Clima está comprometida con ambas iniciativas, las cuales se unieron en una sola, a finales de 2015, dando lugar a El Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía. Este nuevo pacto adopta los objetivos de reducción de CO2 de la UE para el 2030 junto a una estrategia de adaptación al cambio climático. 



El papel de la Alianza

El Pacto de los Alcaldes es el resultado de años de trabajo, dedicación y colaboración con la Comisión Europea. La Alianza del Clima tiene gran influencia en el apoyo administrativo y técnico para los municipios de Europa, así como socio clave en el Pacto de los Alcaldes como patrocinador oficial del Pacto. No solo se limita la acción de la Secretaría Europea a Europa, también trasmite fuera del territorio europeo todas las puestas en práctica que han resultado exitosas, así como lo aprendido gracias al Pacto de los Alcaldes.