Gestión municipal

Compromiso de la Alianza del Clima

La Alianza del Clima está decidida a detener exceso de emisiones de efecto invernadero, para ello propone un amplio abanico de medidas que se basan en estos tres principios: el ahorro energético, la eficiencia energética y las energías renovables. La Alianza del Clima busca precisión y concisión en sus proyectos, por ello, se compromete a reducir un 10% de las emisiones cada 5 años (equivalente a la mitad de emisiones para el año 2030, teniendo 1990 como año de referencia) y 2,5 toneladas de CO2 per cápita al año. Referente a este último dato, la Agencia Europea de Medio Ambiente calcula que la media europea fue de 9 toneladas de CO2 per cápita  en 2012, mostrando el trabajo que aún queda por delante.


La fuerza local

Los gobiernos locales son los pilares en los que fundamenta el cambio, ya que poseen una gran influencia en su territorio. Tienen la capacidad de poner en práctica un planeamiento urbanístico pertinente, políticas de transporte ecológicas, incentivar proyectos, modificar el Código Técnico de Edificación, llevando a la práctica estas medidas en edificios públicos, mediante una contratación pública que favorezca la protección del clima o con estrategias en el uso del agua y la eliminación de sus residuos. Además los gobiernos cuentan con terrenos en propiedad que pueden afectar a la agricultura, la silvicultura o el turismo. Sin olvidar que la administracción siempre puede alentar a sus ciudadanos para colaborar en esta lucha en su día a día, ya sea advirtiéndoles sobre el consumismo o su estilo de vida.

Aunque indudablemente a nivel local no se pueden conseguir todos los objetivos, siendo necesaria una cooperación entre diferentes niveles (comarcal, nacional e internacional). No obstante, los miembros de la Alianza del Clima predican ya con el ejemplo.