La contribución de Oxford en la emergencia climática

Participatory approach accelerates climate action

La contribución de Oxford en la emergencia climática: La Asamblea de Ciudadanos acelera el proceso en la prevención del cambio climático

La ciudad de Oxford, Gran Bretaña, demuestra que es posible actuar con rapidez en la prevención del cambio climático en los municipios. Hace aproximadamente un año, esta ciudad británica declaró la emergencia climática y tan solo séis meses después convocó una Asamblea de Ciudadanos. Cincuenta habitantes de Oxford discutieron a lo largo de dos fines de semana del verano pasado la siguiente cuestión: «Gran Bretaña quiere ser climáticamente neutral para el 2050. ¿Debería Oxford volverse activa en este asunto y tratar de conseguir este objetivo para esa misma fecha?» La clara mayoría decidió afirmativamente en esta cuestión, votando por conseguir así la neutralidad climática en esta ciudad con la mayor prontitud posible.

Para poder conseguir este ambicioso proyecto, la Asamblea se centró en cinco objetivos: reducción de residuos, edificios, movilidad, biodiversidad y compensación; se mejorará la flora y la fauna en toda la ciudad, se crearán más posibilidades para ciclistas y peatones y se ampliará el transporte público.  También es importante que circulen menos vehículos y que el sector de construcción respete los nuevos y mejorados estándares de construcción, así como que cubra cada vez más las necesidades energéticas a través de medidas sostenibles.

No todos los integrantes de la Asamblea, sin embargo, estuvieron de acuerdo con todas estas ambiciosas medidas desde un primer momento. Cualquier duda de los habitantes debería verse resuelta a través de la colaboración con expertos, con rondas de preguntas y con debates formados por grupos poco numerosos.

Incluso aunque la Asamblea no pudiera aclarar todas estas cuestiones abiertas y no se pudiera establecer un año concreto en el que Oxford se convierta en una ciudad climáticamente neutral, la Asamblea de Ciudadanos ha sido un éxito. A finales de 2019, tan solo 55 días después de que la Asamblea tuviera lugar, la ciudad puso a disposición 19 millones de libras adicionales a favor de la acción climática.

El ejemplo de la ciudad de Oxford muestra que es posible emprender cambios sostenibles junto con los ciudadanos y encontrar también soluciones rápidas en la protección del clima a nivel local.

Obtenga más información

escrito en febrero de 2020