La emergencia climática en Aschaffenburg

Evaluación del impacto en el clima y asesores climáticos por distrito para una mayor protección climática

El 15 de julio de 2020, la ciudad de Aschaffenburg declaró la emergencia climática, hecho que marca su apoyo al movimiento de la emergencia climática mundial. Como miembro de la Alianza del Clima desde 1994, la ciudad lleva décadas comprometida con la acción climática local y, a través de la declaración de emergencia climática del verano pasado, ha designado oficialmente la contención de la crisis climática como tarea de máxima prioridad.

El ayuntamiento de Aschaffenburg estableció un enfoque claro: la protección del clima tiene que ser un factor presente en todas las resoluciones futuras del ayuntamiento. Por esta razón, el objetivo era poder comprobar de manera formal y rápida la relevancia climática de cada proyectos sin afectar a los procesos administrativos locales. Gracias a un proyecto alemán llevado a cabo de manera conjunta entre Ifeu y la Alianza del Clima, llamado «Gestión de la Protección Climática en los Proyectos Públicos» (KöP por sus siglas en alemán), la administración local encontró lo que buscaba. La evaluación del impacto climático se desarrolló dentro de este marco. Esta herramienta basada en Excel permite a las ciudades y municipios revisar y optimizar fácilmente los proyectos locales, teniendo en cuenta su relevancia e impacto climático, desde la idea inicial hasta la finalización del proyecto.

Tras una breve fase de aprendizaje, Aschaffenburg ha adoptado este nuevo esquema de evaluación basado en el proyecto KöP y los departamentos municipales han estado realizado las evaluaciones del impacto climático de forma prácticamente autónoma desde entonces. Gracias a la sencillez con la que se puede utilizar esta herramienta, las unidades administrativas pueden concentrarse en lo esencial del trabajo municipal, ya que ya no es necesario elaborar balances de CO2 para las distintas variantes de implementación de los proyectos más pequeños.

Por otro lado, de esta manera se tiene más tiempo para llevar a cabo otras medidas relacionadas con la acción climática. Dejando de lado las evaluaciones del impacto climático, la resolución de emergencia climática ha abordado también otros ámbitos, entre los que se encuentran las edificaciones; el ayuntamiento pretende poner en marcha una serie de reformas, en particular destinadas a proporcionar el máximo nivel energético a los edificios nuevos. Los asesores climáticos por distritos van a ampliar los servicios de consultoría, ya ofrecidos por la ciudad desde hace tiempo, y van a incrementar los índices de renovación a largo plazo. El ayuntamiento ha aprobado la contratación de cinco nuevos asesores por distrito, decisión que se está revisando actualmente en los debates presupuestarios.

Aschaffenburg sirve también de ejemplo en las cuestiones relacionadas con los activistas de la protección climática local, ya que estos y la acción climática pueden beneficiarse mutuamente. Ya a principios del 2020, la reacción de la ciudad a las demandas del grupo local Fridays for Future fue incorporar a este a la comisión municipal de energía y protección del clima. Hoy en día, los miembros de Fridays for Future de Aschaffenburg pertenecen también a la junta consultiva de sostenibilidad de la ciudad de forma permanente, Agenda21, designada por el ayuntamiento.

Además de las numerosas medidas locales destinadas a una mayor acción climática, la ciudad ha puesto énfasis en una demanda como parte de su resolución de emergencia climática: los gobiernos federal y estatal deben crear condiciones marco para mejorar la política climática local mediante incentivos, financiación y regulación. Al fin y al cabo, el ámbito local desempeña un papel fundamental a la hora de abordar la crisis climática, como también ponen de manifiesto el actual movimiento de emergencia climática y el compromiso de innumerables ciudades y municipios de todo el mundo.

Lea más al respecto

 

Escrito en febrero de 2021

Foto: Unsplash