La emergencia climática en Constanza

La emergencia climática en Constanza – Un año en retrospectiva

El 2 de mayo de 2019, Constanza se convirtió en la primera ciudad alemana en declarar la emergencia climática, lo que dio origen en ese mismo país a una gran actividad relacionada con el clima. El ayuntamiento de la ciudad aprobó de manera unánime la declaración de la emergencia climática y se establecieron las metas, con unas intenciones bien marcadas. Tan solo dos meses más tarde, en julio de 2019, se pusieron en marcha medidas inmediatas con una segunda resolución en el consejo municipal.

La ciudad de Constanza se ha comprometido a revisar de manera inmediata todas las decisiones tomadas por el consejo municipal que tengan algún impacto climático; se ha desarrollado una consulta de relevancia climática y, desde entonces, los solicitantes tienen que indicar en cada resolución si su proyecto tendrá un impacto positivo, negativo o nulo sobre el clima. Si se trata de un impacto negativo, el ayuntamiento sopesará la decisión y se presentarán opciones alternativas que sean más respetuosas con clima. Además de esta consulta de relevancia climática, Constanza ha puesto en marcha también otras medidas, tales como los techos solares, que deberán instalarse en toda nueva construcción y en los edificios municipales al renovarlos, de una manera energéticamente eficiente. Con el objetivo de conseguir un suministro energético sostenible, se están desarrollando nuevos conceptos energéticos para las zonas en construcción. La norma KfW55 está establecida como un requerimiento mínimo y se deben utilizar energías renovables locales siempre que sea posible; además, se alenta a los ciudadanos a utilizar con más frecuencia el transporte público o la bicicleta, opciones de movilidad más sostenibles que el transporte privado. Los habitantes de Constanza utilizan tan solo en un 25% de las ocasiones un vehículo personal y se prevé una reducción aún mayor a través de la implementación de proyectos relaciones con el ciclismo y el tránsito a pie. 

Hace un año que Constanza forma parte de la emergencia climática y aún está convencida de su decisión. La emergencia climática ha creado, entre otros, nuevos empleos relacionados con el transporte urbano y la construcción de nuevas edificaciones, lo que conseguirá fortalecer la acción climática en distintas disciplinas. El reto consiste ahora en considerar la protección climática como un asunto interdisciplinario; hay que cambiar, sobre todo, los procesos municipales. Lorenz Heublein, coordinador de la protección climática en Constanza, subraya que la administración local tiene que comprometerse con los objetivos de protección climática. Esta debe tenerse en cuenta en todos los proyectos y medidas planificadas e implementadas, más allá de las unidades administrativas; las estructuras administrativas tienen que corresponderse con los requerimientos de la crisis climática, tanto para poder solventarla como para poder alcanzar los objetivos establecidos.

La emergencia climática también ha asegurado una mayor consciencia acerca de este problema en la ciudad. Lorenz Heubin comenta: «desde que declaramos la emergencia climática el pasado año, la protección del clima ha estado más presente: ahora se trata de un asunto constante en las reuniones del consejo municipal y se procesa dentro de la administración como parte de una estructura de trabajo interdisciplinaria del equipo, que incluye también nuestros servicios municipales, por ejemplo». Es importante que haya más consciencia sobre la acción climática, ya que muestra además hasta qué punto esta emergencia tiene repercusiones en el futuro. La acción climática se ha convertido en una parte íntegra del día a día de la administración municipal.

Lea más al respecto

Escrito en junio de 2020

Foto: Unsplash