La emergencia climática en Schwerin

Foto: Unsplash

Afrontar retor juntos

El 27 de enero de 2020, Schwerin se unió al movimiento de la emergencia climática con su propia propuesta, lo que refleja su interés en seguir desarrollando las políticas climáticas locales.

El estado federal más pequeño de Alemania se ha propuesto llegar a lo más alto, aunque también se enfrenta a retos importantes. La votación de la resolución de la emergencia climática estuvo muy igualada: una escasa cantidad de 22 votos a favor superó a 19 votos en contra. Los recursos económicos también son limitados. «Debido a los déficits estructurales, Schwerin se de obligada desde 1992 a elaborar un concepto de seguridad presupuestaria. Esto significa que los nuevos servicios voluntarios, como el establecimiento de programas de financiación urbana para la protección del clima, son casi imposibles», comenta Daniel Meyer-Kohlstock, jefe del departamento de Control de Inmisiones y Planificación Ambiental en la capital del estado de Schwerin.

La ciudad ha llegado a algunas soluciones que pueden solventar estos retos. Gracias a organizaciones fuertes y una sociedad civil activa, Schwerin está promoviendo la acción climática y luchando por metas ambiciosas, entre las que se encuentra abastecer el 100 % de su energía con fuentes renovables para el 2035. La participación actual de los ciudadanos en la creación del plan «Klimagerechtes Schwerin» (Una Schwerin justa con el clima) es clave para conseguir los objetivos. Este plan está actualmente en desarrollo (julio 2021-junio 2022) y es tema de debate en cinco talleres distintos, junto con los grupos de interés afectados, desde la sociedad civil hasta las empresas y la política.

Desde que se declaró la emergencia climática, el ayuntamiento de la ciudad también ha estado en estrecho contacto con las organizaciones locales. La Alianza del Clima de Schwerin reúne principalmente a empresas privadas y municipales. Las ideas y medidas se desarrollan conjuntamente en grupos de trabajo, en los que participa con frecuencia el ayuntamiento de la ciudad. También se lleva a cabo con regularidad un intercambio con la Alianza del Clima de la ciudad (independiente de la europea), fundada en del 2020. «La coalición de asociaciones está formada principalmente por personas activas en la sociedad civil y que nos apoyan para seguir desarrollando nuestro proyectos, pero también para vigilar a los responsables políticos y del ayuntamiento», agrega Daniel Meyer-Kohlstock.

Schwerin forma parte de la Alianza del Clima desde comienzos del 2021 y emplea la herramienta de inventario de emisiones de la red, la Agenda de Protección Climática, a través de dos empleados del ayuntamiento, a quienes se les ha enseñado su uso, para que puedan realizar actualizaciones de forma independiente en el futuro y así depender en menor medida de informes externos y ahorrar costos.

Junto con la empresa de servicios públicos (Stadtwerke Schwerin) y la empresa de transporte público de la ciudad, el ayuntamiento consta de importantes agentes locales que han ofrecido una gran ayuda para la protección climática. Stadtwerke Schwerin genera parte de la calefacción urbana a través de su propia planta de biogás desde 2007. La puesta en marcha de un sistema geotérmico, aún en construcción, aumentará el porcentaje de energías renovables en la red de calefacción urbana entre un 15 y un 20 % a partir de 2022. A su vez, la central de generación eléctrica consta de diez plantas fotovoltaicas, gestionada por el servicio público municipal y sus filiales. Con una producción total de 4.547,59 kWp, se genera electricidad limpia en Schwerin. La red de tranvías urbanos lleva funcionado desde hace años mediante energía eléctrica renovable y las autoridades locales de transporte empezaron a cambiar los autobuses locales diésel por autobuses eléctricos en 2020.

Schwerin demuestra que la escasez de recursos no tiene por qué ser un obstáculo para la protección del clima. La ciudad cuenta con una red de individuos e instituciones comprometidos a conseguir sus ambiciosas metas. Ni siquiera la escasa cantidad de votos a favor de la acción para la emergencia climática ha supuesto un impedimento para los planes de la ciudad. «Son precisamente los que votaron en contra de esta resolución los que nos recuerdan que los partidos de la emergencia climática deberían ser más consistentes para promover la protección ambiental», comenta Daniel Meyer-Kohlstock. La resolución de la emergencia climática ha arraigado la acción climática en las preocupaciones de la ciudad y ha traído un cambio constante y notorio.

Lea más al respecto

 

Escrito en agosto de 2021