Sobre Nosotros

Un enfoque global

Gracias a la Alianza del Clima, casi 2000 municipios miembros, gobiernos locales, diferentes ONG y otras organizaciones luchan diariamente contra el cambio climático en más de 25 países europeos. De acuerdo con sus cifras de afiliación, la Alianza del Clima se consolida como la mayor red de ciudades europeas dedicada a combatir el cambio climático. Todos nuestros miembros, desde pequeños pueblos a grandes metrópolis, son conscientes de que abordar el cambio climático requiere soluciones locales.
Esto último, queda patente en la dilatada tradición que Alianza del Clima siempre ha mantenido, favoreciendo la acción climática tanto en municipios europeos como en pueblos indígenas de la cuenca del Amazonas, lugar en el que dichos pueblos han practicado una silvicultura sostenible durante miles de años. Dotados con un profundo conocimiento de su entorno, así como también poseer una conexión directa con las realidades del terreno.

Tomar parte en la acción climática no se plantea de igual modo para todos los miembros. Mientras que municipios europeos llevan acabo iniciativas que favorezcan la energía renovable, la eficiencia energética y la conservación energética; las acciones de los pueblos indígenas giran entorno a la protección de sus selvas y derechos territoriales. Nosotros, en la Alianza del Clima, apostamos por la combinación de ambos, una acción municipal europea que se vea respaldada por la administración de las selvas tropicales por parte de aquellos pueblos que la habitan.

Objetivos y acciones

Decirlo está bien, ponerse manos a la obra está mucho mejor. Además de la colaboración con los pueblos indígenas, cada pueblo, municipio y ciudad debe aprobar una resolución municipal en la cual se comprometa a reducir un 95 % de las emisiones de gases de efecto invernadero para el 2050 (comparado con los niveles de 1990) y según las recomendaciones del IPCC. Asimismo, cualquier ciudad o pueblo miembro se compromete a llevar a cabo una acción climáatica sostenible, de acuerdo con los principios de la Alianza del Clima. Estas metas, junto con las recomendaciones concretas sobre el plan de acción destaca a la red de la Alianza del Clima.

Una fuerza creciente

La Alianza del Clima se fundó en 1990, cuando un grupo de 33 instituciones (comprendidas por 12 municipios de Alemania, Austria y Suiza) junto con 6 asociaciones indígenas de la cuenca del Amazonas se reunieron en Frankfurt (Alemania) decididos a tomar medidas contra del cambio climático. Nuestra red tiene su raíz en países de habla germana, sin embargo, ha suscitado interes, desde el principio, en toda Europa.  Actualmente la Alianza se enorgullece de tener representantes en casi todos los países de la UE y haber establecido Oficinas Nacionales de Coordinación en 6 países.

Las Oficinas Nacionales de Coordinación ofrece apoyo y establece programas a los miembros de la Alianza del Clima en Alemania, Austria, Suiza, Italia, Luxemburgo y Hungría. La Oficina Nacional de Coordinacion alemana es la misma que la Secretaría Europea de la Alianza del Clima en Frankfurt, Alemania.