Tema del mes

Soluciones naturales para el clima local

Las ciudades y municipios están empezando a implementar medidas naturales destinadas a proteger el clima local. Junto con el ayuntamiento de Glasgow (Escocia), la Alianza del Clima forma parte del proyecto Conecting Nature, financiado con fondos europeos, que tiene como objetivo fortalecer estas estrategias naturales. Además, Glasgow será la sede de la próxima cumbre de innovación de Connecting Nature. Este evento virtual tratará temas relacionados con la transición hacia ciudades más ecológicas y sostenibles y con ofrecer una mayor calidad de vida a sus habitantes. Hemos podido hablar con Gillian Dick y Sean Kelly, miembros del ayuntamiento, para que nos cuenten (casi) todo lo que deberíamos saber sobre las soluciones naturales.

Según la definición de la Comisión Europea, este tipo de soluciones se inspiran en la naturaleza y destacan por su rentabilidad y sus ventajas ecológicas, sociales y económicas. La ciudad de Glasgow está siguiendo unas estrategias basadas en los espacios abiertos (Glasgow Open Space Strategy), que se centran en la ubicación y en las soluciones naturales, por lo que la ciudad quiere ofrecer espacios abiertos de gran calidad, que a la vez sean de fácil acceso y multifuncionales, que cumplan con los requisitos de los espacios comunitarios, la intercomunicación del hábitat y la gestión del agua.

Este es un concepto relativamente nuevo, por lo que en Glasgow se pone especial atención en utilizar el lenguaje adecuado con cada grupo de personas. Gillian Dick nos dice: «Intento evitar términos como «reconstrucción ecológica» o «infraestructura ecológica». Este lenguaje tiende a aislar estas medidas, en lugar de enfatizar su convergencia en un mismo lugar».  Sean Kelly añade a esto: «Es importante que los mensajes muestren soluciones naturales técnicas y tangibles, así como las ventajas que estas proponen, para poder superar cualquier problema relacionado con el lenguaje. De esta manera se consigue más notoriedad y se crea un argumento más solido para la provisión de recursos». Las soluciones naturales son esenciales para la estrategia de espacios abiertos que Glasgow quiere llevar a cabo, ya que fomentan la solución de problemas sociales, sanitarios y medioambientales.

Retos sociales
La ciudad intenta reducir las desigualdades sociales involucrando a los grupos más apartados para que ayuden a implementar la estrategia de espacios abiertos. Entre ellos podemos contar las comunidades al oeste de Pollock Country Park. Junto con el centro de innovación cívica (Centre for Civil Innovation), agencia asesora que pretende facilitar la comunicación con estas comunidades, el ayuntamiento ha iniciado las discusiones para su participación en el Pollock Country Park.

Alimentos locales
Una de las prioridades de la ciudad es cultivar y producir comida local para que la comunidad siga desarrollándose y poder llevar una vida más saludable. Bellahouston Growing Space, un proyecto de jardinería comunitaria, ha ayudado a reducir las tasas de delincuencia en el área, facilitando el apoyo mutuo y generando confianza entre los participantes. Se está utilizando un lienzo de modelo de negocio para soluciones naturales con el objetivo de involucrarse en la economía circular y así hacer que el proyecto sea autosostenible.

Tierra desocupada y abandonada
En los pasados años, Glasgow ha implementado un proyecto de terrenos abandonados que ha brindado a los municipios la oportunidad de utilizarlos, aunque recientemente se ha dado a conocer que el apoyo a las comunidades para que mantengan sus actividades ha sido limitado. La ciudad está utilizando un marco para soluciones naturales para evaluar el proyecto.

Medioambiente
Debido a la naturaleza lluviosa de la ciudad, los proyectos de gestión del agua y las soluciones naturales son esenciales. La ciudad está trabajando en un sistema de drenaje estratégico y actualmente está identificando espacios abiertos que se pueden utilizar de diversas formas, como para aliviar las inundaciones.

Biodiversidad
La estrategia de espacios abiertos de la ciudad también tiene como objetivo ayudar a mantener y crear nuevas interconexiones en el hábitat, para evitar cualquier daño posible a la biodiversidad. Toda información relevante sobre las oportunidades para la ciudad y datos importantes puede verse en este panel. Glasgow puede usar estos datos, en los que figuran también las rutas que siguen las abejas, para identificar las áreas donde cualquier animal polinizador podría beneficiarse de las mejoras en el hábitat.

A pesar del gran número de beneficios que las soluciones naturales traen consigo, también presentan retos. Sean Kelly explica: «Conseguir recursos es tal vez uno de los mayores retos para estas soluciones naturales. No hay una reinversión clara y es difícil cuantificar los beneficios de las soluciones naturales. Además, se necesita más personal y fondos para los proyectos». El proyecto Connecting Nature también ha desarrollado una serie de pequeñas guías que brindan orientación a los profesionales y ayudan a abordar los desafíos potenciales. Por otro lado, las soluciones naturales aún no son muy conocidas, por lo que dar a conocer todas las ideas relacionadas con este proyecto supone otro reto. Sean Kelly señala que hay que dar especial importancia a los beneficios, como la rentabilidad de las soluciones naturales.  Otro desafío, destacado por Gillian Dick, está relacionado con la disponibilidad de los datos: no contar con los datos necesarios en el momento preciso puede llevar a un esfuerzo doble y una falta de eficiencia. El principal problema se centra en proporcionar a toda la ciudad la información necesaria, preferiblemente en formato de mapas digitales. Trabajar junto con diferentes socios puede ayudar a compartir la propiedad y también la responsabilidad de la información.

Formar parte del proyecto Connecting Nature ha cambiado la ciudad, tanto culturalmente como en la formulación de políticas. Gillian Dick comenta que los hallazgos de este proyecto servirán para fomentar la próxima iteración de la política de planificación nacional escocesa, además de influir en el plan de implementación climático de Glasgow. Por otro lado, las soluciones naturales requieren un enfoque holístico que ha permitido reunir a equipos y organizaciones que normalmente no trabajan juntos También ha llevado a reelaborar el proceso de toma de decisiones. En otras palabras, se tienen en cuenta tanto los factores ambientales y económicos como los sociales.

Glasgow va a seguir desarrollando estas soluciones naturales y ya tiene planes para el futuro. «Actualmente estamos estudiando la posibilidad de implicar a las empresas que siguen estos mismos principios naturales para que se encarguen de algunos aspectos, como la administración, relacionados con la estrategia de espacios abiertos. Esperamos que esto dé lugar a un programa piloto para empresas naturales», nos explica Gillian Dick. Tenemos también a la vuelta de la esquina la cumbre de innovación Connceting Nature, coorganizada por el Ayuntamiento de Glasgow y por Greenspace Scotland y respaldada por la Alianza del Clima. Durante los tres días que dura este evento virtual, se mostrarán los conocimientos que han obtenido las ciudades implicadas y se darán a conocer las nuevas herramientas y métodos que se están desarrollando. Del 23 al 25 de marzo, el evento invita a los municipios y otras partes interesadas a debatir juntos las soluciones naturales, sus beneficios y sus retos. La inscripción está ya abierta.

Más información