Un cambio profundo para salir de la crisis

Foto: Luca Dorate-Gex via Unsplash

Las ciudades de Europa fortalecen sus ambiciones

Hoy por hoy, tanto a nivel internacional como a nivel europeo, contamos con numerosos objetivos destinados a la lucha contra el cambio climático: el límite de 1,5 ºC, ser climáticamente neutros para el 2050 o reducir en un 55 % los gases de efecto invernadero para el 2030 (comparado con los niveles de 1990). Para lograr estos objetivos, es imprescindible contar con medidas ambiciosas a todos los niveles, incluido el local. El Pacto de los Alcaldes, con sus nuevos objetivos, junto con la Carta de la Alianza del Clima y la Conferencia Climática de las NU, celebrada en noviembre en Glasgow, ponen las bases para convertir estos ambiciosos objetivos en medidas locales concretas.

Las redes e iniciativas, puestas en marcha para y con las ciudades y municipios, como la Alianza del Clima o el Pacto de los Alcaldes, pueden servir de guía para lograr estos objetivos de reducción. Gracias a ellos, vamos en la dirección correcta, pero necesitamos medidas concretas para saber CÓMO alcanzarlos. ¿Cómo podemos lograr los objetivos a nivel local y de la UE? La Alianza del Clima ha dado un paso más allá con la Carta de los Miembros de la Alianza del Clima de septiembre, en la que se ofrecen recomendaciones concretas, así como un camino para lograr unas metas que en ocasiones pueden parecer lejanos.

«Las inundaciones, las olas de calor extremo, el último informe climático del IPCC... Los eventos de los pasados meses demuestran la importancia de una protección climática fuerte. Una actuación inmediata es esencial, pero tener una forma de actuación clara es igual de importante. Adoptar la Carta es un hito para nuestra red y un gran salto para nuestro futuro», comenta Andreas Wolter, presidente de la Alianza del Clima y alcalde de Colonia, Alemania.  

El Pacto de los Alcaldes, iniciativa de la Comisión Europea impulsora de la Alianza del Clima desde 2009, también ha establecido nuevos objetivos como respuesta a la nueva crisis climática, apelando a los Alcaldes de toda Europa. Ya en abril de 2021, el Pacto de los Alcaldes publicó sus nuevos objetivos, que demostraron su valiente visión y sus fuertes ambiciones. Los firmantes del Pacto acuerdan ser climáticamente neutros para el 2050, así como implementar medidas para adaptarse al cambio climático y aliviar la pobreza energética con una transición justa. Estos dos últimos objetivos destacaron en el Pacto y, por tanto, también en los círculo de la UE, debido al trabajo comprometido de la Alianza del Clima. Desde entonces, el Pacto de los Alcaldes ha apelado a los firmantes de toda Europa para renovar sus objetivos climáticos. Al igual que la Alianza del Clima, el Pacto hace énfasis en la importancia de incrementar las medidas locales para que Europa logre un cambio real en su lucha contra la crisis climática.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, confirmó recientemente esta petición en una carta abierta a los representantes a nivel local: «Los objetivos energéticos y climáticos deben implementarse con medidas concretas y locales en el que los representantes juegan un papel local. Necesitamos su apoyo para llevar a cabo la oleada de renovación y proteger a los ciudadanos amenazados por la pobreza energética».

Las obligaciones del Pacto de los Alcaldes resuenan de igual manera que las palabras de Leyen a las ciudades y municipios europeos, , ya que también proporcionan un amplio marco para la protección climática a nivel local en toda Europa. Además, con la Carta de los Miembros, la Alianza del Clima da un siguiente paso, ya que no toda protección climática es equiparable. Es de vital importancia que sea justa, natural, local, eficiente y diversa y la Carta permite mostrar cuan íntegra y efectiva que puede ser la protección climática. Esto se debe a que las medidas que se toman para lograr los objetivos establecidos tienen un gran impacto en la calidad de los resultados. La «protección climática» basada en la compensación del CO2 puede llevar a resultados débiles y, por tanto, poner en peligro los objetivos a largo plazo. La Alianza del Clima presenta en su Carta recomendaciones específicas sobre la puesta en marcha de una transición local justa. Se tratan temas relacionados con la neutralidad climática, las energías 100 % renovables y la pobreza energética, así como la introducción de un precio al CO2, la participación ciudadana y la responsabilidad por la justicia climática.

El Pacto Verde Europeo, las nuevas responsabilidades del Pacto de los Alcaldes y la nueva Carta de la Alianza del Clima demuestran una respuesta fuerte a la crisis climática. Es hora de actuar, sobre todo a nivel local.

«Sólo podremos lograr nuestros objetivos si actuamos de manera conjunta y solidaria. Ese es el espíritu europeo». El mensaje de Ursula von der Leyens a los representantes locales de toda Europa está cargado de motivación y pretende incentivar la responsabilidad conjunta para continuar hacia nuestras metas.

Lea más al respecto

Escrito en octubre de 2021